Reconquista: Detuvieron al concubino de la contadora que estaba desaparecido con sus cheques

Juan Carlos Hang, quien en junio de 2019 cumplió los 29 años de edad, fue aprehendido a las 04:30 de la madrugada del sábado 31 de agosto de 2019 en el Gran Hotel Reconquista, donde estaba alojado en una habitación, la que fue requisada y secuestraron “pruebas importantes”, contó una fuente de la investigación a ReconquistaHOY. Entre ellas tenía cheques que su pareja denunció que le faltaron firmados en blanco. La contadora Marina Masat dijo que se los dejó así para que pague a proveedores, pero que en un abuso de confianza los completó a su nombre y los usó como instrumento de pago.

En la tarde del mismo sábado el fiscal del caso, Leandro Mai, firmó la orden de detención y ahora espera confirmación de día y horario para llevarlo ante un juez para imputarle los hechos delictivos. Lo que investiga es una defraudación especial, art. 173 inc 4° del Código Penal, que refiere a estafa por abuso de firma en blanco, lo que la ley argentina reprocha con pena de un mes a seis años de prisión.

La contadora Marina Licia Masat, 48, domiciliada en calle Belgrano 1315 de Reconquista, denunció que le cobraron 13 cheques de su cuenta que ella había dejado firmados en blanco a quien era su pareja para que pague a proveedores. Cree que los cobró él, o bien los endosó y transfirió a terceros, pero no llegaron al destino por ella pergeñado, por una cifra desconocida; además denunció que el defraudador confeccionó cheques por un total de $600.000.- que le sacó de una chequera de su cuenta del Banco Macro que tenía guardada sin uso. Eso lo advirtió el 16 de agosto de 2019 cuando tomó la decisión de echarlo de su casa y realizó la primera denuncia, materializada el 24 de agosto de 2019.

El viernes 30 de agosto amplió la denuncia con el detalle de los cheques sustraidos por un monto que aún no sabe precisar.

Son 72 cheques de su propiedad, más cheques de terceros
En su primera denuncia lo había puesto en evidencia también por tenencia ilegal de arma de fuego, ya que al deshacerse de las ropas de él encontró oculto un revólver calibre 32 cargado con 6 balas. Todo quedó secuestrado en el marco de una causa que se investiga por posibles delitos de defraudación especial y tenencia indebida de arma de fuego de uso civil.

Marina contó el viernes a ReconquistaHOY que está “con miedo”, no sale de su asombro al sentir que hasta hace 2 semanas dormía con el enemigo. Se manifestó defraudada por la persona en la que confiaba. Refiere a Juan Carlos Hang, de 29 años de edad, de cuyo paradero al menos hasta ese momento dijo que no tenía idea.

Trascendió que Hang también está debiendo varios miles de pesos al Gran Hotel, donde se albergaba desde que fue echado de la casa de su víctima.

Fuente: Reconquistahoy