Denunciaron penalmente al Gobernador Lifschitz y al Ministro de Infraestructura por las inundaciones.

“Nadie puede aludir a esta altura que las inundaciones son imprevisibles”, expresó Lucila Lehmann, diputada nacional de Cambiemos.

“Denunciamos penalmente al Gobernador MiguelLifschitz y al Ministro de Infraestructura por incumplimiento de deberes, por el abandono, la falta de obras y proyectos que llevan a tener la Provincia bajo agua”, avisó Lehmann.

La diputada nacional de Cambiemos responde directamente a Lilita Carrió. Al menos 3 veces vinieron juntas a Reconquista en los últimos 4 años.

“Nos encontramos ante una realidad que a la luz del sentido común resulta evidente: frente a un problema de larga data como son las inundaciones, la falta de soluciones y las reiteradas emergencias que en consecuencia se decretan, son la prueba cabal de una mala administración gubernamental. Las inundaciones no son culpa del clima de la misma forma que no es culpa de la gravedad si una persona salta de un avión sin paracaídas y muere. Es tiempo de que la mala administración de los funcionarios a cargo que deriva en cuantiosos daños no quede más impune”, sostiene en su presentación ante el Ministerio Público de la Acusación.

Entiende la legisladora que “la ‘desidia gubernamental es ni más ni menos que un ilícito penal y por lo tanto los funcionarios responsables deben ser penados”.

De acuerdo a información suministrada por Infobae, a la que remite la propia diputada en su mensaje emitido por las redes sociales, piden que declaren como testigos ex funcionarios y expertos y que se libren oficios a la Sociedad Rural de Rosario y al Ministerio del Interior de la Nación, reparticiones provinciales y la Corte Suprema de Santa Fe.

Las últimas inundaciones dejaron 300 mil hectáreas bajo el agua. De acuerdo a un informe preliminar de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las inundaciones en el norte de Santa Fe implicarían pérdidas en cultivos por 230,7 millones de dólares. “Esto sin contar daños materiales a viviendas, daños físicos y morales de los afectados, además de los perjuicios en la recaudación y en las arcas provinciales por los subsidios que deben afrontarse en virtud de la emergencia agropecuaria decretada”, agregó en la denuncia.

Según se sostiene, “nadie puede aludir a esta altura que las inundaciones son imprevisibles. No puede eximirse la administración gubernamental de la responsabilidad que le compete señalando que son por culpa del ‘cambio climático’ del que sabemos y somos conscientes desde hace al menos 25 años”.

Fueron acusados el gobernador Lifschitz, su ministro de Infraestructura y Transporte provincial, José León Garibay, “y/o quienes resulten responsables por la posible comisión del delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, entre otros posibles ilícitos”.

Fuente: reconquistaHoy / Infobae
Foto: radioeme